fbpx
InicioUncategorizedExcursión a los 5 lagos del Monte Fuji

Excursión a los 5 lagos del Monte Fuji


Uno de los lugares naturales que se considera de una gran belleza en Japón es el Monte Fuji y sus cinco lagos. Y se menciona que son los lagos del Fuji porque han sido formados por las erupciones de este monte. Si queremos ver el Monte Fuji al lado de los lagos debemos tener mucha suerte para que esté despejado y podamos admirar toda su belleza.

Y en la estación de primavera, combinado con los árboles del sakura, realza aún más el bello paisaje natural. Y durante el otoño, lo podemos disfrutar con las hojas rojas conocidas como koyo. Por supuesto, durante el verano recibe un mayor número de visitantes debido a que es temporada en que se puede subir al volcán pero posiblemente, al igual que el año pasado, se prohíba la subida debido a la pandemia.

Los 5 lagos están prácticamente cerca y los puedes visitar en un día, es posible tomar los ómnibus que salen de la estación de Kawaguchiko. Sin embargo, esta vez decidí poner las manos en el volante y recorrer los lagos en carro, de esta forma tendría más tiempo para hacer las paradas en los puntos más hermosos de los lagos sin esperar los horarios de los ómnibus.

Tomé la carretera desde Sagamihara, donde vivo, hasta la salida de Kawaguchiko, uno de los 5 lagos. El clima estaba perfecto, soleado pero fresco y con un viento ligero que hacía que el recorrido en auto sea agradable. La carretera despejada, el cielo azul, y el clima cálido nos decía que sería un gran día para pasear.

La primera parada fue en el Lago Kawaguchi, seguimos la ruta que nos indicaba el navegador y llegamos a una de las orillas del lago. Sin embargo, desde allí no se veía el Monte Fuji, pero sí una vista del lago, lo recorrimos un poco a pie y, nuevamente, tomamos la ruta hacia el norte, pasando por encima del lago mientras cruzábamos el puente. Así íbamos admirando el lago y sus alrededores. Llegamos al Kawaguchi Natural Living Center y desde allí se podía observar no solo el lago sino también el Monte Fuji . Nos quedamos recorriendo un poco el lugar mientras disfrutábamos del aire puro, el lago al lado y la figura del famoso monte.

Después de disfrutar por unos minutos el Lago Kawaguchi, no dirigimos al Lago Saiko, siguiendo el recorrido al lado del lago. Ibamos disfrutando del paisaje natural mientras el aire puro entraba por las ventanas abiertas del carro. Después de unos 15 minutos llegamos al Lago Saiko, paramos y bajamos a ver la belleza del lago mientras disfrutábamos del viento natural. Recorriendo el lago podemos encontrar los lugares específicos para parar y ver la mejor vista. Así que decidimos ir haciendo las paradas mientras admirábamos el gran paisaje natural que nos ofrecía la zona y el ambiente alejado del terrible movimiento de las grandes ciudades.


Luego, de unos minutos nos dirigimos al Lago Shojiko, pero esta ruta en lugar de bordear el lago, lo que hizo fue llevarnos a una carretera donde al lado solo teníamos árboles y más árboles, una carretera de curvas con subidas y bajadas hasta que comenzamos a ver la silueta del lago. Es así que avanzamos un poco más y llegamos al Lago Shojiko, en el “Kodaki Fuji View Point”. Dejamos el carro y bajamos a recorrer las orillas del lago. Allí nos habían informado que durante el atardecer se podía ver una imagen preciosa del Monte Fuji.

Salimos a visitar el Lago Motosuko, famoso porque en la parte de atrás del billete de 1,000 yenes se observa el Monte Fuji y esa imagen es justo en este lugar. Así que decidimos llegar hasta ese punto para ver esa famosa figura del billete. Llegamos y mientras mirábamos el monte, lo comparábamos con la parte de atrás de los 1,000 yenes que teníamos en mano. Después seguimos caminando mientras observábamos el lago y su paisaje. Luego de varios minutos, tomamos el camino de regreso al Lago Kawaguchi para dirigirnos al último lago, el Yamanakako.

Lake Motosu and Fujisan

En el camino, nos encontramos con un restaurante que tenía una comida típica de la zona, llamado “Houtou”, es una sopa hecha con fideos al estilo del “soba” pero más gruesos y con diferentes tipos de verduras. Estuvo delicioso y sobre todo calentito para recuperarnos del recorrido.

Esta vez no paramos en ningún punto, solo íbamos disfrutando del volante en medio del paisaje natural. Esta vez el recorrido era más largo, ya que el Lago Yamanaka esta más para la parte de Shizuoka mientras que los otros 4 lagos están en la prefectura de Yamanashi.

Llegamos al Lago Yamanaka, el más grande de los 5 lagos y el de mayor altura, seguimos recorriendo las orillas y paramos en uno de los puntos donde se puede observar el Monte Fuji al borde de las aguas del lago. Cada una de ellas tiene una silueta o figura diferente del monte, pero siempre con la belleza que caracteriza a este patrimonio nacional del Japón. Nos sentamos un momento para tomar un pequeño lonche mientras pasábamos unos minutos al lado del lago y monte.

Ya terminando el famoso recorrido de los “5 lagos del Monte Fuji” y pasando todo el día entre Yamanashi y Shizuoka, sin darnos cuenta, comenzó atardecer y el Monte Fuji comenzó a colocarse de blanco mientras iba anocheciendo. Ya oscuro tomamos la carretera de regreso a Kanagawa y con el espíritu renovado de haber disfrutado de un día natural comparado con el mundo apurado en que se vive las grandes ciudades.

Rosa María Sakuda

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments